Instalaciones

Un moderno edificio diseñado para que la luz inunde todas sus dependencias

La Residencia Montepinar cuenta con unas inmejorables instalaciones adaptadas a las necesidades de cada residente y con un moderno equipamiento que incluye los últimos avances del sector en seguridad y confort.

La residencia cuenta con 131 camas, incluidas 4 de enfermería, distribuidas entre habitaciones dobles e individuales.

El centro dispone de 8.000 m2 de jardines, teniendo en su parte frontal la zona más ornamental, cuyo protagonista es un antiguo acueducto de piedra restaurado, y junto a él un pequeño lago artificial. En la parte anterior del edificio se encuentran las zonas verdes para esparcimiento y recreo de los residentes.

Todas las dependencias de la residencia cuentan con servicio WiFi gratuito para que residentes y visitantes se encuentren en todo momento conectados a internet.

Zonas comunes

El edificio dispone de todas las zonas comunes requeridas para prestar el servicio en las cuatro áreas que componen la organización del centro: Psico-social, Sanitaria, Servicios y Administración.

En la planta baja se encuentran las zonas destinadas a Recepción, Dirección y Administración, área Sanitaria y de Enfermería, que incluye la Sala de consulta, Cuarto de curas y Farmacia, Despachos de atención Psico-social, Sala de Peluquería y Podología, Salas de Terapias físicas y ocupacionales, Salón Polivalente y Capilla. Esta planta cuenta además con un ala de habitaciones y zonas de estar (TV, lectura, juegos, etc.) así como con el comedor principal del centro.

Habitaciones

Las dos plantas superiores se destinan a habitaciones de los residentes. En el cuerpo central de cada planta se encuentran zonas de estar y comedores dimensionados según la capacidad de cada planta.

La mayoría de las habitaciones están orientadas a mediodía y levante. Los pasillos son amplios y en la mayor parte de su recorrido tienen habitaciones a un solo lado, permitiendo de esta forma que la luz entre a través de grandes ventanales.

Jardines

El centro dispone de 8.000 m2 de jardines, teniendo en su parte frontal la zona más ornamental, cuyo protagonista es un antiguo acueducto de piedra restaurado, y junto a él un pequeño lago artificial. En la parte anterior del edificio se encuentran las zonas verdes para esparcimiento y recreo de los residentes.